Categoría: Crianza

La frustración y su necesaria presencia en el desarrollo del ser humano

Es difícil determinar en que momento aparece el psiquismo, pero lo que sí podemos asegurar es que surge del encuentro con otra psique: la de la madre.
Es ella la que prestará durante la crianza su propio psiquismo al niño, es ella la que entenderá y descifrará las emociones de su hijo para conseguir crear un entorno estable en el que pueda crecer.
Pocas madres sabrán que una correcta dosificación de la frustración, a la que por otra parte están expuestos inevitablemente sus hijos, será decisiva.
Al inicio, el recién nacido es un conjunto de percepciones descontroladas que queda muy lejos de ser algo, ni siquiera parecido a lo que entendemos por psiquismo. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que es en los tres primeros meses de vida, donde se van ha establecer las bases en las que se apoyarán gran parte de las características psíquicas del adulto.
Las patologías mentales más graves, provienen en mayor medida de esta etapa. Para el niño es una época de desvalimiento máximo puesto que depende absolutamente del entorno. A pesar de la trascendencia de esta realidad, no solo son bastantes las madres que desconocen este hecho, si no que es la sociedad en general la que vive en la inocente creencia de que los bebes “no se enteran”.

 

¿Piensan los recién nacidos?

Leer más

Los contagios en las guarderías

Un colectivo de Pediatras era noticia porque hicieron pública una advertencia sobre los riesgos de contagio al que están expuestos los bebés menores de dos años y que van a la guardería. Por fin, una voz autorizada daba su opinión. Y si digo por fin, es porque siempre he echado de menos, en cuestiones de salud pública la opinión de estamentos médicos autorizados.
Los médicos vemos como aparecen modas, creencias, errores conceptuales que prosperan a través de los medios o de las redes y como cualquier rumor, consultado en internet (el actual oráculo) pasa a ser una verdad incuestionable. Y cuando la cuestión es de salud, el asunto es serio. Siempre me ha chocado la poca implicación del Colegio de Médicos para orientar o desmentir este tipo rumores.
Es por eso que creo que es importante que los pediatras admitan que un niño menor de dos años, y yo diría que incluso de cuatro, no tiene todavía suficiente madurez inmunológica para poder hacer frente a toda la serie de patógenos, a los que se ve expuesto en las guarderías.
Posicionarse ante esta evidencia médica, implica algo más que dar una información de interés para los padres, se trata de una información que provoca preguntas más profundas. ¿Qué es lo que nos están recomendando?, ¿qué los niños no vayan a la guardería? Este es un supuesto que genera seguramente, un compromiso demasiado fuerte para el Estamento Médico.

 

Leer más