Preguntas frecuentes

Estas preguntas ayudarán a aclarar las posibles dudas iniciales.

¿En que consiste la primera consulta?

Toma de contacto con el problema que preocupa al paciente, en un ambiente de confianza.

Después de la primera cita ¿ya se inicia el tratamiento?

No. Simplemente puede tratarse de una consulta puntual o orientativa. No siempre será necesario un tratamiento.

¿Cómo es una sesión de psicoanálisis?

Siempre se basa en la asociación libre. Es ahí por donde llegaremos al inconsciente.

¿Cómo pido mi primera consulta?

A través de una llamada por teléfono o enviando un mail para convenir día y hora.

Tratar con un psicoanalista me impresiona, ¿está justificado este temor?

No tiene ninguna justificación. El psicoanalista analiza el inconsciente del paciente, no juzga, ni condiciona.

¿Es una buena inversión ir al psicoanalista?

Sí. Siempre resulta más barato resolver el conflicto que dejar que se perpetúe.

¿En los tratamientos psicoanalíticos, se hace hipnosis?

No. El psicoanálisis no utiliza hipnosis.

¿Me compromete en algo la primera cita?

No, el paciente siempre es el que decide acerca de si mismo. El inicio del tratamiento es una decisión entre el paciente y el psicoanalista.

La primera consulta, ¿ qué puede cambiar?

Es probable que ya en la primera entrevista se produzca una reorganización y aparezca la esperanza de que algo puede mejorar.

¿Qué modalidades de sesiones hay?

Dos. Presencial y presencial on-line (Skype)

¿Cómo funcionan las sesiones por Skype?

Simplemente concretando una cita previa. Una vez concretada se realiza una videollamada mediante la aplicación Skype en la hora acordada.

La aplicación Skype es gratuita: Descargar Skype.

Abrir mi intimidad ¿me hará sentir incomodo?

El psicoanalista está interesado en comprender el inconsciente. No juzga.
Un médico está sujeto al juramento hipocrático que exige confidencialidad.

¿Se pueden hacer sesiones en pareja?

Sí. El espacio que se abre, es un espacio para ser utilizado por el paciente como mejor convenga.

¿Puedo consultar por mi hijo?

Por supuesto. Difícilmente un niño o un adolescente, acudirán por iniciativa propia a la consulta de un psicoanalista.