Blog

Artículos sobre el psicoanálisis y otros temas relacionados.

La anorexia

La anorexia es una de las preocupaciones graves que sorprenden a algunas familias, cuando paulatinamente van observando como una hija, pone limites severos a sus comidas y adopta, sin motivo aparente, un comportamiento dietético diferente al del resto de la familia. Normalmente al principio, los padres lo asumen como una actitud vinculada a la moda o a querer presentar un mejor aspecto físico. Sin embargo, con el paso del tiempo, observan que esta actitud pasa de medida y ven como de una pretendida estilización de la figura, se pasa a una delgadez enfermiza. Los padres se ven perdidos porque no saben como responder eficazmente, a la manifiesta degradación física de la hija. Las palabras no sirven, las actitudes autoritarias derivan en tensión, peleas y malestar. El drama de la anorexia ha llegado a casa.

foto anorexia

Hay una película muy interesante sobre este tema, que podéis ver en internet, sobre la vida de la famosa cantante del conjunto The Carpenters, Karen Carpenter, que padeció anorexia nerviosa.

Este es el enlace

La anoréxica y la familia

Mientras, su actitud va invadiendo el espacio familiar, hermanos y hermanas quedan relegados a un segundo plano y a medida que adelgaza la situación va afectando a toda la familia hasta asfixiarla.

Impone su estado físico sin discusión posible, niega su delgadez desesperando a todos, obligando a la familia a ser testigos impotentes del deterioro físico y psicológico sin que sepan qué hacer.

La enfermedad le impide admitir su estado de delgadez, admitirlo supondría renunciar al control de su apetito que tanta seguridad le da.

La anoréxica usa la delgadez de su cuerpo como defensa para expresar su malestar psíquico. Niega su sexualidad, consiguiendo una infantilización de su cuerpo al borrar cualquier rasgo sexual, sea pecho, caderas u otro signo de madurez sexual.

¿ Cual son las características de una anoréxica?

La paciente anoréxica suele ser una joven triunfadora que despliega una gran energía en el cumplimiento de sus obligaciones, es competente y con una hiperactividad fuera de lo común. Aunque predomina en chicas, cada vez son más los chicos que la padecen.

A diferencia de otros trastornos mentales, la enfermedad no produce malestar, se niega tener problema alguno, sin embargo, el entorno se da cuenta de que algo inusual y extraño ocurre con la evidente delgadez.

¿Por qué se convierte una adolescente en anoréxica?

Desde el punto de vista psicoanalítico, el origen del trastorno debe buscarse en la infancia. La anoréxica es una niña herida que va a intentar defenderse del miedo que le da entrar en la vida adulta, usará el comportamiento anoréxico para escapar al dolor inconsciente de hacerse adulta, se esconderá en un ideal originado en influencias del entorno social: belleza, estilización, moda, modelos.

¿Qué es lo que le ocurre en realidad a una anoréxica?

Detrás de estas jovencitas, aparentemente independientes, se esconde una niña completamente dependiente del afecto de los demás. Ella con su comportamiento crea el espejismo de no depender de nada. ¿Cómo lo consigue? Pues creando otra realidad que sí puede manejar y que solo dependerá de ella, como es el control de su peso.

La relación con el alimento, sustituye su relación con la realidad, si controla el alimento siente controlar la angustia que le produce la realidad.  Ya no deberá preocuparse de lo que no gobierna, es decir, todo aquello de lo que emocionalmente depende. Todo queda desplazado simbólicamente al alimento.

La anorexia una defensa

Como muchos síntomas mentales, se trata de una defensa. El comportamiento anoréxico es la reacción del psiquismo ante la angustia y la desorganización mental que padecen. A esa joven le duele vivir. Se esconde en este comportamiento para conseguir que nada del mundo exterior le llegue, este es el recurso al que se agarra para defenderse de la ansiedad que no puede resistir.

¿Por qué las anoréxicas dejan de comer?

La personas anoréxicas, no encuentran otro medio para mantener su

identidad, que no sea rechazando aquello que más ansía y necesita: la comida. No hay anoréxica que no tema volverse bulímica, es decir el temor a perder el control y comérselo todo. Se dice que las anoréxicas son grandes comedoras de nada. El control de su apetito será el triunfo que ella convertirá en la razón de su vida. No necesita nada más para sentirse segura.

Vencer al hambre, le da una falsa sensación de poder. Y esa extraordinaria sensación tapa sus angustias internas. Cuanto más control tiene sobre la comida y su hambre, más fuerte se siente, es más independiente del entorno. Necesitan menos para sentirse mejor, menos comida, menos amigos, menos padres, menos afecto, en realidad menos vida.

¿Por qué es tan difícil hacer comer a una anoréxica?

Ellas cambian la satisfacción de la comida, por la satisfacción que les produce no comer. Conseguir no comer se convierte en su placer, es su droga. Su actitud es similar a la de cualquier otra adicción en la que se intenta alcanzar la felicidad, sin necesitar nada del mundo. Ella a solas con su adicción nada las puede calmar más, cualquier intento para alejarlas de ese control les produce una intensa ansiedad.

¿Por qué las anoréxicas nunca están suficientemente delgadas?

La imagen de sí mismas está alterada, parece que quisieran borrarse, desaparecer, nunca se encuentran suficientemente delgadas. Buscan un cuerpo tubo, bajo control total, erguido y cuya firmeza se convierte en su fortaleza.

¿Por qué niegan las anoréxicas tener un problema?

El cuerpo se usa para negar una realidad interna, Ella no reconoce tener ningún problema, el problema lo tienen los demás con ella. Es su cuerpo el que expresa la gravedad, ella esta libre de malestar; es más, cuanto más delgada y angustiado se encuentra su entorno, más feliz parece estar ella. Niega su delgadez desesperando a todos los demás que impotentes, sentirán la angustia que ella no puede sentir.

La delgadez infantiliza su cuerpo, la hace sentir a salvo del crecimiento.

¿Menos comida, más energía?

Así es. Menos comen, más activas y felices se muestran. ¿Cómo es posible? ¿No tendrían que debilitarse?

No. Porque sienten que van ganando la partida al hambre y cada vez necesitan menos para sentirse mejor. Menos comida, menos relaciones, menos familia, menos afecto, se van liberando de toda necesidad, se bastan solas. Una sensación de dominio, de triunfo las invade, les da energía y se siente más euforicas y activas que nunca.

¿Por qué se irritan tanto cuando se les hace comer?

Han cambiado la satisfacción de comer por la satisfacción de no comer. Conseguir doblegar el hambre, liberarse de esa necesidad fisiológica, desencadena un estado de éxito eufórico que encuentran en cada “no comida”.  Se convierten en una especie de yonquis del no comer. En ese estado, cualquier intento para que coman, es un atentado a su integridad.

¿Cuál es causa de la anorexia?

Proviene de una profunda dependencia infantil que no se resolvió en su momento, el desarrollo quedó afectado. Aquel trastorno infantil se activa en la pubertad, momento en que las relaciones y las exigencias del mundo adulto empiezan a aparecer.

Tratamiento de la anorexia

La finalidad del tratamiento es llegar a capacitar al paciente para resolver sus conflictos internos, potenciando todo lo que facilite el contacto con su mundo interior y así poder familiarizarse con sus contradicciones sin desorganizarse.

Debe conseguirse que la anoréxica vuelva a interesarse por la realidad para que poco a poco pueda recuperar el gusto por pensar y sentir de nuevo. Solo así, podrá restaurar una imagen más positiva de si misma.

Objetivo del tratamiento

El objetivo de la terapia es todo lo contrario a lo que la paciente intenta conseguir. Ella intenta borrar cualquier relación de dependencia, aislarse en su comportamiento, mientras que el tratamiento pretende sacarla de ahí.

La relación terapéutica le tiene que servir de apoyo para que paulatina y progresivamente acepte soportar “el dolor” que implica vivir plenamente.

¿Qué tipo tratamiento?

No existe una receta definitiva, ya que cada paciente requiere emprender el tratamiento de una forma individual y por supuesto absolutamente personal, aunque en todos los casos, el objetivo final sea una terapia de orientación psicoanalítica.

La prescripción médica, más o menos autoritaria, es imprescindible al principio, sobretodo cuando la cuestión del peso comporta gran riesgo físico, el control médico e incluso el internamiento ayudará a este fin.

En los casos ya avanzados en los que se diagnostica riesgo de vida, el abordaje terapéutico deberá ser multidisciplinar.

¿Por qué hay tantas recaídas entre las anoréxicas?

No hay que olvidar que la anorexia es una defensa que el psiquismo utiliza para aislarse de lo que le desborda. Por tanto, en situaciones de presión o angustia es probable que se regrese a este comportamiento que le proporciona un sentimiento de control.

Es por eso, que es tan importante realizar un tratamiento psicoanalítico que procure un cambio profundo en el psiquismo de la anoréxica.

Normalmente tras varios episodios anoréxicos, en el mejor de los casos, suele conseguir un cierto equilibrio entre lo que come y lo que no come. No llegará a disfrutar libremente de su vida, condenada siempre a estar pendiente de esta situación.

Escribir un comentario…